Archivo para febrero 2012

No es verdad.   Leave a comment

No es verdad que en España la Justicia sea igual para todos. No es verdad que la sentencia contra Garzón sea impecable desde el punto de vista judicial y esté perfectamente motivada, como se está diciendo por los y las voceros del Poder Judicial y exaltos cargos de la administración felipista y ultraliberalconservadora (oxímoron imposible en el siglo pasado) coaligados.
No es verdad. Yo me he leído la sentencia, y es una sarta de despropósitos, falsedades, amañamientos y potajes burdamente ensamblados e ideologizados hasta el punto de que imputa a Garzón intenciones ‘totalitarias’ cuando lo que se juzgaba era su simple actuación profesional.
En 68 páginas de un entramado con lenguaje pretendidamente jurídico (que incluye la reproducción íntegra de varios autos del juez Garzón) en los reiterativos y deslabazados fundamentos de derecho, se limita a defender a los abogados ordenados investigar por Garzón en lugar de (como debiera) demostrar (sin ningún género de duda) que el juez prevaricó en el ejercicio de sus funciones, cosa que no hace ni consigue ni (al parecer) pretende salvo en la simple afirmación final contenida en el fallo escueto e inmotivado.
Este panfleto, donde subyace una mezcla de escarmiento político y venganza personal de sus mal llamados excompañeros (ejecutores de intereses bastardos) da la medida del nivel deplorable de Justicia que tenemos en España. Y no se trata solo de simpatías o antipatías (precisamente), es que la elaboración técnica de una sentencia tan importante es una porquería y una chapuza que hace temblar de indignación a cualquier jurista medianamente riguroso. Cuando se mezclan, confunden y retuercen los argumentos jurídicos prefabricados con las opiniones personales, ideológicas, el encono personal, la rabia in y consciente y las suposiciones y se rellena con salpicaduras surrealistas, el guisote resultante es el que ha sido, declaren lo que declaren luego los interesados en falsificar la catadura contraintelectual del libelo que denigra y ensucia a sus autores, miembros de una camarilla que ejecuta la perfidia contra el único juez honesto en todos los frentes posibles.
¡Pobre España, una vez más denigrada y golpeada en otro nefasto mes de febrero! ¡Pobre España, pobres españoles multirefusilados que ya solo podemos esperar una injusticia detrás de otra en cada caso, en cada tema, en cada decisión que nos afecte! Y también podemos esperar la vergüenza internacional y la vergüenza de compartir nacionalidad con los complotadores.

Javier Auserd.

Anuncios

Publicado 10 febrero, 2012 por lacuevadeldinosaurio en Charlas

Manning, el héroe de WikiLeaks.   Leave a comment

Siempre me ha fascinado (con horror) la facilidad yankee para improvisar la ‘Justicia’ con la invención imaginativa de cargos tan estrambóticos y ad hoc como sea más periodísticamente verosímil. Pero en el caso de la jurisdicción militar, la cosa ya se dispara a la enésima y ríete de la Santa Inquisición española o Romana o de los tribunales ‘populares’ quemabrujas protestantes, etc.
Y eso también ha ocurrido en el caso del soldado Manning, el (para ellos) villano de WikiLeaks y abandonado por ella y por el grupo de ciberhacktivistas Anonymous, que no ha bombardeado cibernéticamente el Pentágono como correspondería.
San (para mí) Bradley Manning, analista militar, al fin está siendo juzgado (yo me temía que le dejaran en un limbo guantanamero) por la jurisdicción militarUSA que parece haberse decidido sólo por la cadena perpetua y el linchamiento mediático.
Hasta el conductismo americano parece que se decanta por la inadaptación social de los superdotados, aunque a la hora de la verdad lo que hace es cargar simplemente contra el afectado y las reclamaciones al maestro armero (maestro en sacudirse las pulgas). La prevención y la atención social es una cosa estatalista de la antigua Unión Soviética, la Ex-Yugoslavia, el psicoanálisis freudiano centroeuropeo (también extinto) o sea, un rollo patatero sin pies ni cabeza, indigno de los modernos analistas (que-luego-nos-salen-ranas) y tal y cual.
Total, que van a despachar al desgraciado reclutucho Manning y nadie mueve un dedo. Claro que … comparado con Bagdad o Kabul, con un canto en los dientes oiga usté, que ser americano del Imperio tiene sus privilegios después de todo, de momento.

Javier Auserd.

Publicado 4 febrero, 2012 por lacuevadeldinosaurio en Charlas