No hay que llorar.   Leave a comment

Cerro Aconcagua (Argentina).
No hay que llorar por los montañeros (aunque cueste) porque saben que pueden morir en cada viaje. Y sin embargo, cualquiera puede entenderlo. Es muy dura la muerte de alguien a pesar de que muchos creyentes confían en que el alma trasciende a otro mundo, pero quienes no confiamos en algo tan bonito, poético y místico es la pérdida irreemplazable de otro ser humano que deja de estar entre nosotros. Ojalá que exista el cielo y así los montañeros que se van llegan antes a él.
Javier Auserd.
Anuncios

Publicado 29 abril, 2010 por lacuevadeldinosaurio en Charlas

Etiquetado con , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: